sábado, 21 de marzo de 2009

Decepcionado con lo/as político/as actuales (insisto)



http://gomezpuerto.blogspot.com/

Como ciudadano estoy decepcionado con el funcionamiento de la actividad política institucional. Hace algún tiempo que ya no milito formalmente en fuerza política alguna. Abandoné a la que pertenecía cuando comprobé en las últimas elecciones municipales la forma personalista y caprichosa de conformar una candidatura electoral, al margen de criterios de capacidad o compromiso político, siendo la mera afinidad personal a la persona que encabezaba la formación el único “mérito” decisivo y determinante. Ahora estoy más convencido aún de lo acertado de mi decisión de abandonar esa fuerza política.

Pero esa experiencia no quiere decir que no me interese la política (con letras grandes), actividad que considero muy necesaria para profundizar en los valores democráticos, para ayudar a que en la gestión de los asuntos públicos se trabaje con el objetivo de conseguir la igualdad real y efectiva entre los ciudadanos, y para que se desarrollen acciones de solidaridad con las personas que sufren el desempleo y/o la pobreza, consecuencias de un sistema económico, en su versión neoliberal del siglo XXI, que sólo tiene en cuenta el beneficio y la “rentabilidad económica”, y que parte del nefasto presupuesto ideológico de considerar a las políticas sociales como un gasto, y no como una obligación de todo Estado Social, como es el Español desde 1978.

La sensación que tengo es que muchas de las personas que se dedican de manera profesionalizada a la política (muchos de ellos con más de 20 años de cargo público) tienen como actividad diaria la generación de crispación y el debate estéril. E incluso, llegan a poner en cuestión el trabajo de los jueces cuando no le es favorable. Así no se fomenta la democracia, sino el hastío del ciudadano. Los políticos y políticas deberían abandonar actitudes de bronca permanente, ser más educados y equilibrados en el uso del lenguaje, y explicar a los ciudadanos de manera divulgativa las soluciones a sus problemas.

En definitiva, la política es una actividad muy noble y necesaria. La representación de la ciudadanía en las instituciones es pieza esencial de la actual democracia representativa. Pero la forma actual de hacer política está caduca, es decimonónica en sus formas de ejecución. En el siglo XXI, hay que avanzar hacia nuevas formas de participación, a nuevos espacios políticos más creativos y menos rígidos, más transparentes y democráticos, en los que las nuevas tecnologías de la información y comunicación se utilicen para garantizar la verdadera y efectiva conexión entre el ciudadano y los responsables políticos.
Así, cada vez hay más políticos y responsables institucionales o empresariales que utilizan las redes sociales virtuales (blog, etc.) como instrumento de comunicación con el ciudadano. Este debe ser el camino a profundizar, para hacer más profunda la participación democrática real y constante, y no sólo cada cuatro años.

5 comentarios:

Lisístrata dijo...

Ángel, tu artículo además de coherente y acertado, viene muy al hilo de lo q se va debatiendo esta tarde.
Cierto lo q dices, eco q ha sonado en otras ocasiones en esta taberna. Si se usase todo el potencial de comunicación q poseemos hoy en día para coordinar y propulsar mecanismos consensuados q cubran necesidades de la mayor parte de la ciudadanía, los foros serían lugar de congratulaciones por los aciertos políticos y no de denuncia de errores.

un saludo

dificil verdadero dijo...

Angel, como lisís, también te digo que totalmente de acuerdo.
Yo uso esto, la comunicación por medio de la red, para bombardear todo lo que creo que hay que liquidar, porque si no, terminan con nosotros.Es cuestión de supervivencia. Para los Partidos clásicos somos sus enemigos. No nos quieren ni en pintura a los que no vivimos de la política. No quieren ni que opinemos. Y por eso yo doy la matraca.
Salú, anarquía y libertad.

casandra dijo...

Ojalá estuviéramos en una democracia representativa, pero esto no es así ni de lejos. Esto es una dictadura de partidos que ha dejado fuera de juego al ciudadano, basicamente porque la corrupción no se comparte, es acumulativa y privada. Estos 30 años de "democracia" en España han funcionado mientras los políticos han ocultado su incapacidad, su incultura y sus rastreros intereses, detrás de un caudal de dinero venido desde fuera (Europa) y que les ha servido para vender una gestión de éxitos políticos que no era legitimamente suya. La realidad nos golpea ahora que la liquidez ha desaparecido, y muestra el cuerpo descarnado de lo que durante estos años hemos construido entre todos en este miserable país. Ahora que se necesitan las ideas, la honradez, el esfuerzo, el sacrificio, descubrimos ignorantes, que solo disponemos de una caterva de pillos que no están dispuestos a ceder ni uno solo de los privilegios que se han construido en estos años de mentiras y vacas gordas que no eran nuestras. Sinceramente, el panorama político es desolador en España, es realmente deprimente y carece de todo ángulo positivo. Dudo muchísimo que las soluciones puedan venir de esta manta de ignorantes paletos y sinverguenzas que hoy se sientan en los sillones comidos por las almorranas de la corrupción. Es impensable que quienes nos han hundido en la mierda, tengan ni un solo gramo de iniciativa que no empleen en seguir con la fiesta.
De todas formas, me alegro de que por fin, te decidas a escribir opiniones personales en esta taberna que como sabes está abierta para todos. Conste que me leo todos los artículos que propones, que no es poco trabajo, pues eres muy prolífico, pero personalmente prefiero el debate entorno a pensamientos menos elaborados y más personales, como este que acabas de subir.
Puf! me voy un rato a comerme un arroz con los amigos y hay que ver lo que me encuentro a la vuelta, es que no dais descanso leches!

La Colina dijo...

Estoy con Casandra me parece un texto mas personal que otros escritos por tí, lo cual le da más valor. Me ha gustado mucho lo que pones y como lo dices.

Raquel Morrison dijo...

Muy Bueno el texto Angel. Me temo que este texto va a ser dificil que te lo publiquen en los periodicos, al menos aquí en la Taberna te aplaudiremos.