viernes, 13 de febrero de 2009

La Crisis Avanza un Paso Más

La inflación se desploma hasta niveles nunca vistos desde hace cuatro décadas

El riesgo de deflación se acrecienta al caer la subyacente hasta el 2%
Vestido y calzado se sitúa en niveles negativos por las rebajas
En alimentación destaca el abaratamiento del pescado, pan, aceite y frutas

Madrid.- Por sexto mes consecutivo, la caída del consumo y el abaratamiento del petróleo y de algunos alimentos están hundiendo la inflación. En enero, el Índice de Precios al Consumo (IPC) alcanzó niveles de hace 40 años, al descender 1,2 puntos en comparación con diciembre y seis décimas en tasa interanual, situando los precios en el 0,8%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
La inflación subyacente (excluye los precios de productos energéticos y alimentos no elaborados) se coloca en el 2%, cuatro décimas menor que la registrada en diciembre. En agosto, esta tasa estaba en el 3,5%, desde entonces no ha dejado de caer, aunque no al ritmo que la general.

La descenso de este indicador preocupa a los expertos ya que en la subyacente está la clave de la deflación. Hace unos días, el analista jefe de Link Securities, Juan José Fernández-Figares, advertía que de empezar a "desacelerarse de forma sustancial", la amenaza de deflación será "real". El temor, advierte Juan Luis García, director de Análisis y Gestión de Inversis Banco, está en que la disminución de la demanda afecte a servicios que no dependen directamente del crudo y empiecen a bajar precios.

La tasa de enero es la más baja desde junio de 1969, cuando la inflación se situó en el 0,5%, y es además 3,5 puntos inferior a la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,3%), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo.

El dato coincide con el IPC armonizado avanzado hace unos días. En diciembre, el IPC cayó un punto, situándose en el 1,4%.

Con esta tasa, la inflación se aleja de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron 'techo' en el mes de julio, con un IPC del 5,3%.

Proviene de:

EL VIRUS DE LA DEFLACIÓN (Blog de Marcvidal.Cat)




Cuando me preguntan el porqué es tan mala la deflación siempre respondo lo mismo: porque estructuralmente es un ciclo económico que funciona en bucle. Diferentes consecuencias son los motivos. Lo que, aparentemente, son los frutos de una situación deflacionaria son a la vez las causas de que ésta se acentúe. Es muy difícil atacarla pues no se puede identificar claramente sus elementos más débiles y no es tanto una fase como un estadio. Lo que si sabemos actualmente es que los responsables de que estemos en la sala de espera de una gravísima deflación son la caída de los precios del petróleo y la detracción del consumo ante el miedo de los trabajadores a perder el empleo, cuando no lo han perdido ya. También tenemos claro que lo malo de una caída de los precios generalizada es que dicho descenso no se produce en pleno crecimiento económico y de creación de empleo sino que en plena recesión y en algunos casos en pleno embrión de algo peor. La deflación es el síntoma más evidente de que una economía está entrando en Depresión o, en algo que yo considero aun peor, una parada técnica de la economía.


La Colina