sábado, 7 de marzo de 2009

Las Mujeres en el 8 de marzo

Nacer mujer, hombre o transexual no debería suponer hoy en día ninguna barrera para que la persona se pudiera desarrollar plenamente sin ningún tipo de corsé.

Sin embargo la realidad cotidiana deja mucho que desear, todavía en nuestro país ser mujer a menudo supone tener que romper una serie de barreras, aquí no nos extirpan el clítoris, pero nos agujerean las orejas y muchas veces nos educan en una serie de normas no escritas que nos predisponen en nuestra madurez, modelando nuestro cerebro infantil. Es cierto que también se ejerce esa presión sobre los varones, solo que a ellos se les condiciona para otro tipo de valores.

Cuando tomas conciencia de ello, sobre todo a las mujeres de mi edad nos supone mucho más que un reto personal, cambiar nuestra actitud y de la sociedad.

Supone cambiar las costumbres, las leyes (dotarlas económicamente) y los comportamientos de las mujeres y de los hombres: No etiquetar que cada persona no esté pre-condicionada.

Pero nuestra visión del conjunto de las mujeres en el mundo nos hace ser solidaria con aquellas que padecen todo tipo de sometimientos y vejaciones, es necesario que les lleguen los derechos de las mujeres europeas, ya que voten, que tengan acceso a la educación, a un trabajo o a disfrutar de su propia sexualidad, que elijan cuando quieren ser madres, es muchas veces una utopía.

Para ello es necesario que se invierta más en alfabetizar, tener agua potable y se acabe con el fraudulento uso de la religión para justificar considerarnos personas de segunda clase.

Los valores femeninos y masculinos deberían ser reconsiderados, toda vez que se justifica la competitividad como valor masculino y como mérito para la supervivencia de la especie, que ha sido adoptado por el capitalismo y que nos está llevando al desastre.

La colaboración y la solidaridad son valores de la naturaleza, si no se colaborase muchas de las especie no podrían salir adelante, hay muchos ejemplos que no se quieren ver en nuestra sociedad. Se ha creado un mito de ello. Pondré un ejemplo: La ballena Franca se aparea con 3 machos que colaboran entre ellos ya que son necesarios dos para soportar y mantener a flote a la pareja que copula, luego los machos se turnan, con lo que la hembra (que es de mayor tamaño) tiene más posibilidades de quedar embarazada.

La ética del cuidado de la vida, se siente más cercana por parte de la población femenina (protección de los seres vivos) se opone, así, a la esencia agresiva de la masculinidad. Las mujeres del tercer mundo han sido las que han estado más cerca del trabajo con la Tierra y han sido las mujeres las que más se han alzado para defender la Naturaleza (mujeres Chipko, Vandana Shiva), adquirieron conciencia de grupo y posteriormente continuaron luchando contra la violencia doméstica y por la participación política.

Mientras, en el primer mundo la publicidad genera estereotipos femeninos que convierten a la mujer en un bien de consumo cuyo modelo de belleza y bienestar la hacen presa de productos y servicios como respuesta a su insatisfacción para conseguir el reconocimiento social (incluida la cirugía estética), contra esto nació un feminismo que buscó una ginecología alternativa frente a los tratamientos invasivos de médicos y grandes laboratorios farmacéuticos.

Nuestra autoconciencia como especie humana ha de avanzar hacia la igualdad de mujeres y hombres en tanto partícipes no sólo de la Cultura sino también de la Naturaleza. Esto incluye tanto la integración de las mujeres, como la plena aceptación en lo propiamente humano de aquellos elementos despreciados y marginalizados como femeninos (los lazos afectivos, la compasión, la materia, la Tierra). Obtener una visión más realista de nuestra especie como parte de un continuo de la Naturaleza y, consecuentemente, tratar a los seres vivos no humanos con el respeto que merecen. Superar el sexismo, el androcentrismo, el racismo y el antropocentrismo son las metas que hoy tiene por delante el feminismo.

Rosa Burgos Pérez
www.verdesaragon.org

4 comentarios:

Lisístrata dijo...

Me gusta q no nos atrincheremos en el género, es así q me gusta q los hombres defiendan a las mujeres y éstas a los hombres; como los jóvenes a los menos jóvenes y a la inversa. Por eso, me resulta agradable q Victorio, siendo hombre, haya traido en este 8 de marzo, el texto de una mujer q clama en favor de las de su género y por ende en favor de tod@s y, en esa pequeña gratitud q siento por el detalle, aunq los días señalados para estas cosas no sean de mi devoción, me permito traer un texto escrito por un hombre de tod@s conocido, texto y poeta, y aportaros un vídeo q me han enlazado hoy mismo en un correo. Ambos, texto y vídeo, bt emotivos, espero q para vosotr@s tb lo sea:

Si Dios fuera una mujer

¿y si Dios fuera una mujer? -Juan Gelman-

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

Mario Benedetti

y he aquí a una niña clamando por toda la humanidad:

http://www.youtube.com/watch?gl=MX&hl=es-MX&v=DLV6jaZFLro&feature=related

un abrazo a tod@s

casandra dijo...

No se... no se Lisis, a mi este texto de Gelman me deja que ni fú ni fá. Hay algo que no me gusta del mensaje, aparte de que haya metido a dios por medio, bueno a jesucristo, que ya sabemos que dios es inmaterial.
Para mí rezuma algo de machismo que no ha podido disimular, tratar así a la mujer y decir que todos seríamos más buenos y mejores cristianos si la iconografía católica hubiera tenido una hembra en vez de un macho, me parece un disparate escrito por encargo de algún lobby feminista o bien para agradarlo. Si tuviera que resumir este panegírico en una frase sería: "Si dios hubiera nacido mujer, yo le hubiera puesto un pisito"

Lisístrata dijo...

ejeje, bueno, yo no le he sacado tanta punta en ese sentido calleja. Pensé cuando lo leí la primera vez, sin embargo, en la época ancestral en q la humanidad se guiaba por un sentido animista y creía q todo lo q era fecundo y nutricio era lo bueno, lo deseado y por tanto lo "divino" y como no, lo placentero (tiempo aquel en que los dioses, neuras nefastas hasta la presente, eran diosas precisamente por todo lo q acabo de decir). El caso es q yo, fijate, q soy anticlerical acérrima, lo encuentro cálido y conmovedor, teniendo en cuenta la personalidad del poeta además claro. Si lo hubiera escrito cualquier otro, lo mismo se me viene a la cabeza lo de "le pongo un pisito",jejeej.
en fin, que nos cuidemos y defendamos cuando lo necesitemos dsd la perspectiva de género o de edad q tengamos. no lo sé decir bonito, pero creo q se entiende, no?

Lisístrata dijo...

Se me olvidaba, de Gelman es sólo la primera frase. El poema es de Benedetti, viene escrito abajo.