miércoles, 18 de febrero de 2009

EL DIARIO CÓRDOBA INSULTA CUANDO CENSURA

Y efectivamente es lo q ha ocurrido en la noticia a la q nos remitía nuestro comtabernario Raquel Morrisom: enlace

pero somos testigos de todo, aquí últimos comentarios a la noticia remitida en nuestra taberna:

http://lacallejadelasflores.blogspot.com/2009/02/ella-decide-de-forma-excluyente-sobre.html

Lisístrata dijo...

acabo de leerte en los comentarios del periódico, David. No son despistados los q pululan, sino ignorantes atrevidos q opinan sin tener nociones ni datos, como buenos ignorantes q se precien, y además de mente contaminada, según le decía a lamalgama en su blog hace un ratito tb.has estado muy lúcido y como siempre cn tus pedradas certeras.saludos sereno del espacio, al resto por extensión.
17 febrero, 2009


David dijo...

Bueno, pues es genial, porque
han quitado mis comentarios, que hace un rato estaban ahí, pero han dejado todos los de la gente que insulta a las víctimas y que acusa a quienes defendemos la memoria de querer violar monjas y de ser sectarios. Genial la libertad de expresión, esto sí que es un modelo de régimen.

Pues no les ha caido na a quien o quienes quieran acallar al personal, porque lo que censuren por un lado se lo vamos a colocar por otro y ramificado, para q escueza más aún.

Con lo mayorcit@s q deben de ser ya, deberían de darse cuenta q este tipo de acciones, además de ser impresentables, l@s dejan en evidencia, pero parece ser q no tienen sentido del ridículo ni de la honestidad.

En fin, feliz carnaval ( q es buena hora para irse a dormir y, por hoy, va a cerrar el Falla ya)

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando hagáis un comentario en esos periódicos hacer una impresión de página para que podamos ver que es lo que han censurado, y que quede clarito que es lo que no les gusta que nadie lea, aparte de que así queda constancia de ello.
zaytuna

La Colina dijo...

Lisi te he cambiado algo la edición pues el resultado final en el blog era muy estridente.

harazem dijo...

Yo siempre lo he dicho: las esquinas de esta ciudad siguen indeleblemente marcadas con orina almizclada de cura. El Diario Córdoba, nuestra inefable Hojilla Parroquial, también. Su Jefe de Opinión, es uno de ellos. Alguien unido profesionalmente por lazos de obediencia a las órdenes de la Santa Madre Iglesia. Una Iglesia que no puede permitir que en los cementerios, un espacio que aún sigue considerando espiritualmente suyo, se coloquen monolitos que recuerden perennemente su depurada, minuciosa complicidad con el genocidio programado de 7000 cordobeses. La Primera Regidora (Mater Regina, Rosa Miriphica Aguilar) del Ayuntamiento, propietario de esos espacios, ha sido comisionada también por El Espíritu Santo, vía interpuesta de su Director Espiritual, Monse Asenjo, para evitarlo. El monaguillo Igualada toca la campanilla en esa indecente misa. Todos unidos en antinatural contubernio, Iglesia, Diario y Ayuntamiento, luchan denodadamente para que esta ciudad no cambie, para que siga, como desde hace siglos, siendo sistemáticamente víctima del derecho de pernada de los Verdaderos Amos: los señoritos y las sotanas.

Pinchito dijo...

Todo ésto es difícil de asimilar. He leído los comentarios. Es un simple linchamiento, uno más, pero con el sabor de 1941; como haber retrocedido 70 años en el tiempo.

No se trata de lo que expresan, se trata de que "es lo único" que puede expresarse.

Algo no funciona en el Diario Córdoba.

miguel dijo...

Qué arcadas, qué ansias de rabiosa náusea...

harazem dijo...

Bueno, hace muy poco anduvo por aquí un periodista profesional del Diario Córdoba. Tal vez sería una buena idea que preguntarle qué sabe de ese asunto, si conoce al autor de las censuras y qué criterios usa.

lamalgama dijo...

Hace cuestión de hora y media he dejado un comunicado en el artículo de Don Hodierno Manuel. Esperemos que pase la censura previa a la que someten todos y cada uno de los comentarios (¡JA!)

lamalgama dijo...

Pues parece que el comunicado no tenía la calidad suficiente para pasar la meticulosa criba a la que los editores de la página web de Diario Córdoba someten a los comentarios, ya hay comentarios posteriores al mío (que creo que es de alguno de vosotros), la próxima vez trataré de introducir algún que otro insulto a los violamonjas que pululan por esta España nuestra. Como esto siga así voy a empezar a pensar que silencian intencionadamente las opiniones de los que escriben en la Calleja. ¡¡Firmeeeeeeeees ar!!

Manuel Ruiz Díaz dijo...

Bueno, lo podéis creer o no, pero si bien el periódico tiene un filtro para os comentarios, pasan el 99%.
Hay una opción debajo de cada comentario que dice: "marcar como inadecuado". Cuando varios lectores marcan un comentario como "inadecuado", este se elimina automáticamente.
Haced la prueba.
Eso es lo que ocurrió con los comentarios a los que se refiere este post.
No todos los lectores saben eso de que se elimina automáticamente, pero los que lo saben --a fuerza de probar a ver que pasa, porque no se dice explícitamente-- lo utilizan.
Por cierto, que en este caso concreto los comentarios eliminados por ese procedimiento volvieron a validarse. Podéis comprobarlo.
Sobre el tema de los comentarios en los periódicos online y habría mucho que hablar.
En el Córdoba se ha probado a dejarlos abiertos totalmente, con filtro, sin filtro, con límite horario, sin límite...
Si alguien tiene ideas sobre como gestionar este tipo de comentarios de alguna manera las haré llegar a quien corresponda.
saludos

Periodista dijo...

Para harazem: Está claro que no conoces al jefe de opinión del Diario Córdoba porque no tiene nada que ver con la iglesia. En cuanto a los comentarios de la página web te aseguro que quien borra los comentarios "progres" son esos mismos fachas que se dedican a decir disparates. De hecho, muchas veces se vuelven a reponer los comentarios borrados por los usuarios porque en absoluto eran inadecuados.

Lisístrata dijo...

Vaya! pues si lo q dice Manuel Ruiz es verdad, lo de la osadía y la ignorancia la he practicado yo misma cn el título de esta entrada al blog. No sabía q se pudiera torpedear las opiniones de los lectores desde cualquier ordenata. En fin, supongo q en ese caso toca presentar disculpas por el título antes mencionado al diario Córdoba.

saludos

miguel dijo...

Antes de nada agradecer la respuesta de Manuel, que nos ha aclarado el asunto. Aunque ha abierto otro debate.

Una de las cosas que se deberían cambiar es esa precisamente. Que alguien avise de un comentario al marcarlo como inadecuado no puede ser juicio suficiente para eliminarlo. Si ya se hace una censura previa (cosa que me parece inadmisible) al validar cada comentario individualmente lo otro no tiene razón de ser.

Mi sistema sería: comentarios libres y sin censura previa con sistema de revisión ante insultos o lenguaje inadecuado más sistema de "marcar como inadecuado", pero nunca con eliminación automática. Debe haber alguien en la redacción encargado de moderar los comentarios conforme a unas normas que deben quedar claras.

Saludos.

harazem dijo...

Pues sí, tienes razón, Periodista, he hecho irresponsablemente uso de información averiada. El cura de marras ha desaparecido del staff del diario. Pero eso no quita que tú tampoco estés del todo en posesión de la verdad. No será cura pero de ahí a afirmar que el actual Jefe de Opinión no tiene nada que ver con la Iglesia... La Iglesia es la principal accionista del periódico. ¿O es también esa información averiada? De todas formas no creo que al Jefe de Opinión actual confunda lo que es información averiada por mi parte con un insulto. Y desde luego lo que no se me puede negar es que el Diario Córdoba es el rotativo con más columnas escritas por curas profesionales y aficionados por página cuadrada del Hemisferio Norte, aparte del Osservatore Romano. Por algo será. La COPE no es como es por pura libertad de conciencia.

En cuanto a lo de los comentarios, he de decir que yo al menos sí que he sido censurado directamente por el censor del periódico en varias ocasiones, lo mismo que en las cartas al director. Por eso he dejado de hacer uso de ese servicio de la edición digital de nuestro querido matutino y de escribir cartas a la de papel. Y desde luego es delirante lo que nos cuenta Manuel Ruiz sobre el tema de los comentarios inadecuados. Un automatismo de lo más democrático.

Pinchito dijo...

Gracias, Manuel Ruiz. La información es valiosa. A partir de ahora, a dedicarse a "valorar" los comentarios, ya que la opinión de los lectores es "democráticamente validada" por los otros lectores.

Va a ser divertido. ;-D