martes, 10 de febrero de 2009

MARÍA MOLINER

El futuro de la información, su uso y su posible manipulación nos inquieta a todos. Estos días pasados hemos sufrido en nuestras propias carnes el ataque a la libertad de expresión. El foro de la calleja de las flores ya empezaba a tener cierta notoriedad y eso es motivo más que suficiente para que los poderes establecidos nos intentaran quitar de en medio. Rápidamente nos hemos organizado en este nuevo entorno y hemos creado nuevos enlaces para que la información se siga distribuyendo libremente.

Quiero dedicar este apartado a una persona que en su día a su modo y con los medios disponibles de su época configuró una amplia red de distribución del saber por todos los rincones del territorio español. Quizás sin su trabajo hoy estaríamos mucho más retrasados. Son obras suyas "Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España (1935)" y "Diccionario de uso del español" su trabajo más destacado. Ella en su día también sufrió la presión del poder establecido como refleja wikipedia en su biografía "en el fondo, era una perdedora y una silenciada: había perdido el sueño de la II República, había sido maltratada por el régimen de Franco, llegó a perder 18 puestos en su escalafón laboral, y percibió un vacío casi indescriptible que llevó a emprender una tarea titánica" pero su semilla creció y desarrolló, al igual que sencillamente nosotros con nuestras modestas aportaciones enriquecemos el conocimiento sin más ataduras, presiones y complejos que el que nuestra moral nos dicte.


La Colina

2 comentarios:

Raquel Morrison dijo...

Vi en Madrid en la Biblioteca Nacional una exposición donde se reflejaba lo que cuentas: "La Biblioteca en Guerra".
Me emocioné con la labor que tantos republicanos y republicanas hicieron por la cultura de los libros.
Aproveché para felicitar a Rosa Regas que estaba por allí.

Lisístrata dijo...

Me ha encantado q traigas este documento, no lo conocía. de paso he estado viendo otros similares y son verdaderamente emotivos e interesantes todos. Esto lo deberían de ver nuestros niños y niñas en los colegios ahora q hay tanta tecnología, y cultuvar esa memoria histórica q es la q nos hace más humanos y solidarios.

En relación a los libros y a la cultura de aquella época, me quedé fascinada cuando leí, hace ya mucho tiempo, no sé exactamente dnd, q antes del golpe de estado a la República proliferaban abundantemente los periódicos de signo anarquista, ya que surgía milagrosamente una revistilla y/u hojilla cultural y/o reivindicativa allí dnd coincidieran dos anarquistas por cualquier punto de nuestro pais, de tal modo q la cultura era algo q se propagaba hasta el último rincón.

gracias, por tu aportación colina, sin duda me servirá.